Salud!

Salud!

B. M. Jorge Acosta “Tobarito”

Aprovechando la coyuntura que esta tribuna ajedrecística brinda y con la anuencia de nuestro presidente Lic. Lamberto Guerrero  mejor conocido como “poli”, tocare un tema como dijera nuestro entrañable amigo José Flores,  cariñosamente llamado Pepillo “sumamente enfadoso” pues se trata de algo que le prestamos una muy pequeña pisca de atención o quizás nula, me refiero a la salud en nuestro Hogar, sin embargo asumo a plenitud el riesgo que el acto conlleve considerando que es un tema importantísimo, que pudiera beneficiar a nuestros queridos amigos ajedrecistas, porque como dijera análogamente nuestro insigne poeta latinoamericano Pablo Neruda en su clásico e inédito  Poema XX “Es tan corta la Salud y tan largo el
Padecimiento”

Aclaro que la intención, no es hacer una crítica destructiva ni mórbida a nadie de los compañeros, en cuanto a sus hábitos y costumbres que cada uno  tenga  a bien realizar desde que se abren los ojos hasta que caemos en brazos de Morfeo en nuestros hogares , sino al contrario exponer los actos involuntarios que cotidianamente hacemos sin la menor sospecha que estos puedan ocasionar algún daño a nuestra salud y la de nuestra familia y con ello acortar nuestra existencia, aclaro además que esta modesta exposición no tiene como finalidad alarmar a nadie ni mucho menos, solo hacer conciencia de la realidad y en su caso tomar una decisión sencilla pero efectiva para mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros seres queridos.

Mi fuente principal de información es del eminente y reconocido Científico  Doctor en Microbiología y premio “Albert Einstein” en Ciencias de la Vida el Dr. Myron Wentz. En el libro “Hogar Saludable” el Dr. Wentz y su Hijo Dave Wentz Describen cada una de nuestras áreas en los típicos hogares, es decir Baño, Cocina, Dormitorios, Patio y Garaje. Para efecto de plan y orden aquí se resumirán los temas, dejando a cada persona la libertad de ahondar y reforzar los rubros que cada quien considere ponderan tés.

1.- LA COCINA  Es el lugar ceremonial sagrado por excelencia donde se reúne la familia a compartir los alimentos, a platicar las historias del día sean frustrantes o positivas y en su caso recibir el sabio consejo de nuestros progenitores, el lugar donde reforzamos nuestros vínculos, recargamos nuestras almas y renovamos nuestros cuerpo; El centro de nuestras tradiciones y celebraciones culturales que nos definen como Mexicanos. Cuando leemos cualquier libro sobre comida saludable encontramos muchos consejos sabios, pero la alimentación sana es mucho más que el bocado que saboreamos, el proceso desde que seleccionamos los ingredientes así como su elaboración pueden tener vicios ocultos que pueden impactar de manera singular nuestra salud, citaremos algunos detalles que en su mayoría no detectamos que son nocivos :

EL TEFLON DEL SARTEN QUE FUNGE COMO ANTIADHERENTE AYUDANDO A QUE LOS HUEVOS NO SE PEGUEN.  No tienen idea del daño que este teflón causa a usted y a su familia, pues el recubrimiento es de” POLITETRAFLUOROETILENO” hasta para pronunciarlo es complicado imaginen para consumirlo, este polímero fue descubierto por un científico de Dupont en 1938 esta compañía protegió su invento como Teflón, este a altas temperaturas libera al menos 6 gases tóxicos que incluyen 2 que son cancerígenos. Así que en resumidas cuentas “no se pegan los huevos pero nos intoxicamos”. SOLUCION SIMPLE  procurar usar sartén de acero inoxidable, pero si se tiene que usar uno con recubrimiento de teflón no lo precaliente procurando someterlo a temperaturas lo más bajas posible.

Amigos por esta sesión es cuanto tengo que escribir espero que la presente sirva de como apertura de nuestra concientización para proteger a nuestras familias de los llamados vicios ocultos que representan un verdadero peligro latente.

2 comments

Este consejo me salió muy caro porque le dije a mi esposa que tirara todos los sartenes que le iba a comprar unos de acero inoxidable, pero estan sumamente caros, pero mucho muy caros mi esposa ya no me hace desayuno porque me quede sin sartenes.

JOSE LUIS MARTINEZ

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *