Más del Torneo Jardines del Rey

Más del Torneo Jardines del Rey
Dr. Guillermo Isidron

¡Naturaleza, Ajedrez y vida saludable!

Por Dr Guillermo Isidrón Marcelo

La región turística Jardines del Rey se extiende al norte de la provincia de Ciego de Ávila y forma parte del archipiélago Sabana-Camagüey, el más extenso y numeroso de los cuatro que rodean la Isla de Cuba, con más de 2 500 cayos e islotes.

Al adelantado Diego Velázquez, deben su nombre de Jardines del Rey y los llamó de esta manera en 1514, en honor al monarca español Fernando el Católico, paraje que después de más de cinco siglos de conocerse continúa ofreciendo formidables incentivos para nuevos descubrimientos.

Cayo Coco y Cayo Guillermo —dos de las joyas más preciadas de este collar de islas— atesoran la belleza de lo virginal. Allí el hombre solo asegura las comodidades del mundo moderno para complementar lo que la naturaleza ha creado durante siglos, y que hoy se preserva con esmero.

Cayo Paredón Grande, el más pequeño y no menos acogedor, está a punto de iniciar su desarrollo turístico.

El valor turístico de Jardines del Rey se refuerza, además, por la concurrencia de elementos naturales de excepcional belleza como su interesante y variada avifauna (más de 200 especies conviven en la zona), y el alto grado de conservación que presentan los ecosistemas marítimos y terrestres del área.

En medio de este bello entorno natural se desarrolló, teniendo como sede el hotel Tryp Cayo Coco, el 1er Torneo de Ajedrez “Jardines del Rey”.

Los seis ajedrecistas convocados se batieron a muerte en todas las partidas, desde la primera ronda. Sin embargo, al término de las tensas jornadas diarias todos nos juntábamos para realizar otras actividades como parte del entrenamiento físico y, disfrutábamos como una gran familia.

No crean nuestros lectores que los maestros juegan bien solo al ajedrez, ¡De eso nada! En los partidos de futbol (sobre hierba o en la arena), pudimos disfrutar de las habilidades de Leinier (sin dudas el mejor futbolista del ajedrez cubano) y Aryam, ambos medio campistas. Bruzón por su parte hizo lo suyo en la portería aunque no pudo evitar un gol de Isám, previo pase de quien escribe.

Yunieski es un gran batallador y en acciones en las que otros (me incluyo) rehusaban el encontronazo, él le iba al balón cual guerrero romano, al igual que nuestro Comisionado Nacional, Carlos, quien es una locomotora jugando al futbol.

El volleyball en piscina tuvo muchos adeptos. En uno y otro equipo estaban las esposas de algunos de los maestros, quienes si bien casi no tocaban el balón, al menos hacían bulla y protestaban… pero ¿qué mujer no?

Aquí los jugadores tenían un nivel bastante parejo y, créanme, no quieran tener a Yunieski de contrario, por buen jugador y porque cambia las reglas con cada acción.

El baloncesto no encontró muchos adeptos, solo unos pocos iban y tiraban unas pelotas. Yo por mi parte todas las tardes, como es costumbre lanzaba bolas de todas las distancias, ah!, pero después del ajedrez el baloncesto es mi otro deporte.

El tennis de campo tiene un líder indiscutible entre los ajedrecistas cubanos, Yunieski, aunque el resto hizo lo suyo. Sin embargo repito, es Yunieski un jugador de Grand Slam.

En las noches… pues a jugar más ajedrez, ya de manera informal y jugábamos todos, nos divertíamos mucho y luego, a soltar las piernas un rato en la Disco.

Prefiero ni hablar de las habilidades danzarias de nosotros aunque nuestra música sí la bailamos bien. Ya cuando sonaban los acordes estridentes de la música disco… hummmm, bueno al menos sudábamos bastante.

Al cierre… y en lo que degustábamos de un fuerte y oloroso café, nos reuníamos a conversar de temas variados, desde anécdotas de torneos y experiencias vividas por los maestros hasta de asuntos médicos de interés para todos.

Al día siguiente se respetaba el descanso matutino y la preparación para las partidas, aunque siempre alguno se daba una escapadita a la playa.

Tuvimos el privilegio de visitar playa Pilar, considerada la octava mejor playa del mundo, bellísima, con finas arenas y aguas cristalinas y una tranquilidad que permitía escuchar al silencio. En esta Aryam, hizo gala de buen buzo y extrajo una estrella de mar que mostró orgulloso; al rato fue devuelta a su hábitat.

El año próximo queremos realizar nuevamente el torneo y compartir con todos aquellos que quieran vivir el ajedrez y la belleza de nuestra acogedora isla.

Eso sí, quien se decida a venir ¡Qué venga entrenado en varios deportes!

¡Acompáñanos en el 2do Torneo Jardines del Rey!

[nggallery id=35]

1 comment

VIENDO EL ESPLENDIDO LUGAR DEL TORNEO JARDINES DEL REY NO TENGO OTRO REMEDIO QUE INVITAR A VER QUIEN SE ANIMA A IR A CUBA PARA IR A JUGAR EN LOS ABIERTOS DEL AÑO QUE ENTRA. LA VERDAD QUE SE VE QUE ES UN LUGAR MARAVILLOSO QUE HA DE PONER NOSTALGICO A NUESTRO AMIGO DANILO, ENTRENADOR DE ALTO RENDIMIENTO DEL ESTADO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *