Las Olimpíadas Mundiales de Ajedrez (XII)

Las Olimpíadas Mundiales de Ajedrez (XII)
Jesús G. Bayolo

Por Jesús G. Bayolo

AMSTERDAM SALVÓ LA CONTINUIDAD

Argentina, gozando de su momento culminante de fuerza ajedrecística mundial, solicitó en Helsinki organizar la siguiente cita olímpica, y le fue conferida la sede para 1954, pero faltando menos de dos meses su Federación anunció a la FIDE que no podría hacerse cargo de la organización del evento, por razones económicas.

Estuvo a punto de suspenderse la XI Olimpíada, pero Holanda salvó la continuidad, tomando la sede para su capital, Ámsterdam, con solo mes y medio para organizarla. Acudieron representaciones de 26 países, contando a los anfitriones, y luego de batallar a partir del cuatro de septiembre en cuatro grupos clasificatorios, se jugaron las finales A y B.

Los tres primeros lugares fueron exactamente los mismos que dos años antes, pero esta vez el triunfo soviético, con su campeón mundial Mijail Botvinnik a la cabeza, resultó abrumador: ¡siete puntos de ventaja! Totalizaron 34, por 27 los argentinos. Ni que decir que los campeones no perdieron ningún tope. Solo empataron dos, con Holanda en la preliminar y con Israel en la final.

Así rindió el equipo de la URSSBotvinnik 8½/11, Smislov 9/12, Bronstein 10½/14, Keres 13½/14, Geller 5/7, Kotov 4/6. ¡Seis excelentes actuaciones! Para la de Paul Keres en el cuarto tablero no hay calificativos. La mitad de los integrantes ganaron oro por su labor individual.Argentina tuvo el siguiente desempeño: Najdorf, 10.5/15; Julio Bolbochán, 11.5/15; Panno, 6.5/13; Guimard, 4/6; Rossetto, 4.5/8; Pilnik, 4/7. En esa ocasión Najdorf no se llevó el oro pero fue nuevamente un puntal en la gran hazaña argentina de conquistar el subcampeonato, por tercera ocasión consecutiva.

Botvinnik

Para Yugoslavia fue el bronce, con 26.5 puntos. Sus integrantes puntearon así: Pirc, 7.5/13; Gligoric, 8/14; Trifunovic, 7/12; Rabar, 3/8; Fuderer, 8.5/12; Matanovic, 6.5/9.

Los demás equipos que disputaron la Copa Hamilton Russell finalizaron en el siguiente orden: 4. Checoslovaquia, 24.5; 5. RFA, 23.5; 6. Hungría, 23; 7. Israel, 22; 8. Holanda; 21; 9. Inglaterra, 17; 10. Bulgaria, 17; 11. Suecia, 15; 12. Islandia, 13.5.

Suiza ganó el Grupo B con 37 puntos, uno más que Canadá y Austria. Los equipos que batallaron en este grupo quedaron definitivamente en los siguientes lugares: 13. Suiza; 14. Canadá; 15. Austria; 16. Dinamarca; 17. Italia; 18. Colombia; 19. Bélgica; 20. Finlandia; 21. Francia; 22. Saar; 23. Noruega; 24. Grecia; 25. Irlanda; 26. Luxemburgo.

Aspecto General-Amsterdm

 

MEDALLISTAS DE ORO

Tablero 1 Botvinnik URSS 8.5/11 77.3%
Tablero 2 Anderson Canadá 14/17 82.4%
Tablero 3 Barcza Hungría 12.5/16 78.1%
Tablero 4 Keres URSS 13.5/14 96.4%
Tablero 5 Geller URSS 5/7 71.4%
Tablero 6 Burstein Francia 8.5/11 77.2%
Equipo Soviético en Amsterdam

Entre las figuras jóvenes que batallaron en Ámsterdam hay dos que más tarde fueron de la élite: el danés Bent Larsen y el islandés Frederick Olafsson. Entre los veteranos, estuvieron figuras como el holandés Max Euwe y el sueco Gedeon Stalberg, pero el mayor asombro es la participación de Ossip Bernstein, quien con sus 72 años aportó 7,5 puntos (de 15) para el equipo de Francia. También estuvo presente el legendario yugoslavo Milan Vidmar, pero no como jugador, sino como árbitro.

HOMENAJE A BORIS DE GREIFF

Colombia hizo su debut olímpico en Ámsterdam. Recordemos que esta cita estaba prevista para Buenos Aires, y debido a la cercanía se decidió la incorporación a las olimpíadas. Para ello se normó que el campeonato nacional de 1953 sirviera de base para integrar el equipo. Lo ganó Miguel Cuellar y como subcampeón quedó Boris de Greiff, quedando relegado a un cuarto puesto el otro favorito junto a Cuellar, Luis Augusto Sánchez.

Boris de Greiff

La declinación de Argentina para acoger la olimpíada de 1954 no amilanó a los colombianos, quienes hicieron el largo viaje. El equipo lo encabezó Cuellar, seguido por De Greiff y Sánchez, ya que el tercer puesto se lo había ganado Julio Bravo, pero declinó asistir, manifestando su “respeto” por los aviones…

Colombia clasificó para el Grupo B (ganado por Suiza con 37 puntos) y quedó sexta con 27,5, lo que significó el lugar 18 entre los 26 países participantes. Tanto Cuellar como De Greiff  rindieron para el 55,55 por ciento, con el idéntico score de 10 puntos de 18 (8-4-6). Lo más sobresaliente de los colombianos fue la victoria de Cuellar sobre el belga O’Kelly y de Boris sobre Lothar Schmidt, dela RFA.

Quiero con estas líneas rendir merecidísimo homenaje a ese gran ajedrecista y mejor amigo que fue Boris de Greiff Bernal, quien falleciera en Bogotá el 31 de octubre último a la edad de 81 años.

Hijo del famoso poeta León de Greiff, de quien se asegura que fue quien enseñó a jugar ajedrez a Gabriel García Márquez, había nacido en Medellín el 13 de febrero de 1930, y sus primeros pasos en el noble juego los dio tomado de la mano de su tío Otto de Greiff, también célebre, en el campo de la música.

Maestro Internacional desde 1957 y Árbitro Internacional desde 1978, así como fundador de la AIPE (Asociación de Periodistas de Ajedrez), Boris de Greiff se coronó campeón nacional en 1951, con 21 años, y defendió el pabellón colombiano en nueve olimpíadas:1954, 1956, 1958, 1966, 1970, 1972, 1974, 1976 y 1978.

Sobrepasó el centenar de partidas en estas lides y tiene el récord de su país en transitar por 22 partidas olímpicas sin conocer la derrota. Además, es el único ajedrecista que ha ganado medallas para Colombia: plata defendiendo el cuarto tablero en Niza 1974 y oro defendiendo el quinto en Haifa 1976.

Pocas personas en el mundo han sido testigos de tantas olimpíadas como Boris de Greiff, porque cuando dejó de integrar el equipo como gladiador acudió a casi todos las demás como árbitro. Gloria eterna a Boris de Greiff.

Boris-Halmar-León de Greiff. Daniel Arango los acompaña

 

(Continuará…)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *