Las Olimpíadas Mundiales de Ajedrez (II)

Las Olimpíadas Mundiales de Ajedrez (II)

Por Jesús G. Bayolo

Jesús G. Bayolo

SURGEN LAS OLIMPÍADAS: LONDRES 1927

El nacimiento oficial de la primera Olimpiada Mundial de Ajedrez tiene lugar en Londres del 18 al 29 de julio de 1927, coincidiendo con el IV Congreso de la FIDE, aunque es preciso aclarar que entonces no recibió ese nombre, sino el de Torneo de las Naciones. El término “Olimpíada”, comenzó a emplearse a partir de la cita de Helsinki, en 1952.

Participaron 16 países en un solo grupo. Los equipos estaban formados por cuatro regulares y un reserva, pero como ocurrió también en las dos Olimpíadas posteriores, el orden de tableros no estaba regulado. Solo a partir de Praga-31 se estableció que había que presentar precompetencia la relación ordenada de jugadores.

Merece una explicación “el ajedrecista reserva” en estos inicios, porque podía alinear en cualquier tablero. Además, era opcional para los equipos tenerlo o no, ya que la organización nada más corría con los gastos de cuatro jugadores. Eso motivó que solo seis países llevaran cinco jugadores: Austria, Hungría, Inglaterra, Holanda, Suiza y Checoslovaquia. Una curiosidad: el equipo alemán fue el único que siempre jugó con el mismo orden de tableros: Tarrasch, Mieses, Carls y Wagner.

El programa de juego resultó muy apretado. Hubo jornadas de doble rondas. Sobre el ritmo de tiempo unas fuentes señalan que era de 20 jugadas en una hora y otras que 30 en hora y media: luego, 30 minutos para cada 10 lances. Las partidas selladas se dirimían el mismo día, por lo que en ocasiones un ajedrecista tenía que estar mañana, tarde y noche frente al tablero.

Un espectacular 4-0 de Hungría sobre Yugoslavia en la primera ronda inspiró al equipo magyar, que luego de 15 rondas se proclamó como primer campeón olímpico de ajedrez, aunque fue vencido en cuatro matches, por Dinamarca,

Holanda, Suiza y Suecia. El seleccionado húngaro estuvo integrado por Maroczy (9), Nagy (9,5), Vajda (7,5), Steiner (8,5) y Havasi (5,5), quienes totalizaron 40 puntos. Geza Maroczy resultó un gran capitán, que además registró una excelente actuación, concluyendo invicto con seis victorias y siete empates.

Para sorpresa general Dinamarca se ubicó en  segundo lugar con un joven seleccionado: Krausse (7); Hansen (12); Anderssen (10) y Rubens (9,5), que acumuló 38, 5 puntos. Solo fue vencida en dos ocasiones –Austria y Yugoslavia-, pero cedió empates frente a Holanda, Italia y Bélgica.

Inglaterra, país anfitrión, logró el tercer peldaño pese a desenlaces adversos frente a Hungría, Dinamarca, Checoslovaquia y Austria. Totalizó 36,5 puntos con el siguiente equipo: Atkins  (7), Yates (8), Thomas (12), Spencer (3,5) y Mitchell (6). Siguieron en este orden: 4. Holanda (35), 5. Checoslovaquia (34,5), 6. Austria (34), 7. Alemania (34), 8. Suiza (32), 9. Yugoslavia (30), 10. Italia (28,5), 11. Suecia (28), 12.Argentina (27), 13. Francia (24,5), 14.Bélgica (21,5), 15.Finlandia (21,5) y 16. España (14,5).

En el orden que finalizaron los equipos, estos fueron sus primeros tableros y los puntos que lograron: Maroczy (9), Krause (7), Atkins (7), Euwe (10,5); Reti (11,5), Grunfeld (9,5), Tarrasch (8,5), Johner (7), Kostic (8,5); Rosselli (7); Nilsson (7,5); Grau (7); Cheron (4,5); Koltanowsky (8,5), Rasmusson (7) y Golmayo (6,5).

No obstante la destacada labor de Geza Maroczy con el seleccionado húngaro (75 por ciento), las mejores actuaciones individuales fueron las del inglés Sir George A. Thomas (ocho victorias y seis tablas, sin derrota) y del danés E. Norman Hanson (11-2-2), ambos con el 80 por ciento de los puntos posibles. Sin lugar a dudas, Hanson fue la revelación del certamen. Además tuvo mejor porcentaje que Maroczy el checoslovaco Richard Reti (76,7), quien ganó nueve partidas, entabló cinco y perdió una.

Las más significativas ausencias de naciones fueron las de Polonia, Rusia y Estados Unidos. En total jugaron 70 ajedrecistas. El árbitro principal fue Mr. Hardcastle.

Simultáneamente con la prueba olímpica se jugaron torneos internacionales, cuyos mejores resultados fueron:

  Premier: 1º-2º, J. A. J. Drewiti y W. Winter (ambos de Inglaterra), 8.5 de 11 posibles, 3º-4º, C. Sterk (Hungría) y Dr. J. A. Seis (Alemania), 6.5, etc. Mejor: 1. J. Rifir (Checoslovaquia), 9.5 sobre 11, 2º-3º, Dr. G. Negyessy (Hungría) y SW. Landau (Holanda), 7.5 y 4º, W. Watts (Inglaterra), 7, etc.

Y, lo más significativo, junto con el Torneo de las Naciones nacieron los campeonatos mundiales femeninos. Ganó la jovencita Vera Menchik, residente en Hastings, pero nacida en Moscú e hija de padre checoslovaco y madre inglesa. Hizo 10,5 puntos de 11.

Copa Hamilton Rusell

COPA HAMILTON-RUSELL

Por su importancia y significación, por ser un símbolo de las olimpíadas ajedrecísticas, se merece un espacio la Copa Hamilton-Russell, que cobró vida el 30 de julio de 1927, en la ceremonia de clausura de la I Olimpíada, cuando Lady Margaret  Hamilton-Russell hizo entrega de la copa al vencedor equipo de Hungría.

El singular trofeo fue donado por su esposo, Sir George Frederick Hamilton-Russell, mecenas inglés (1867-1941), quien fundó el famoso Club de Ajedrez de Hastings. La copa la custodia el país ganador hasta la cita siguiente, que se pone nuevamente en disputa, por lo que ha dado la vuelta al mundo. En la Olimpíada de La Habana 1966 estuvo expuesta en el lobby del hotel Habana Libre.

Pero no ocurrió así desde el inicio, como generalmente se cree. Fue en el Congreso de la FIDE efectuado en Praga 1931 cuando se acordó poner la Copa en juego de forma rotativa.

Actualmente se disputan tres copas en las olimpíadas de ajedrez, ya que se agregó en Emmen 1957 la Copa Vera Menchik para el equipo triunfador en la lid femenina, y en Calviá 2004 se adicionó la Copa Nona Gaprindashvili para el país de mejor resultado conjunto, o sea de sus equipos masculino y femenino.

Continuará…

1 comment

Quitar el ajedrez de la Olimpiada Nacional es un daño muy grande a todos, ya sea jugadores o no jugadores de ajedrez, creo que este mes es muy importante para cambiar la decision de CONADE, esto debido a que el año que entra ya no se podria hacer nada para cambiar de postura, debido a que la excusa seria que NO HAY PRESUPUESTO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *