LAS HABILIDADES PRÁCTICAS Y LA TEORÍA DEL FINAL

LAS HABILIDADES PRÁCTICAS Y LA TEORÍA DEL FINAL

Un ejemplo de León Hoyos en la Olimpiada Mundial

Maestro Danilo Buela Valdespino

Por Danilo Buela Valdespino

Instructivo y de valor técnico es el final al cual se arribó en la partida que en la 3ra Ronda dela Olimpiada Mundialde Ajedrez 2012, con sede en Estambul, enfrentó a los equipos de México-Canadá, de los cuales fueron sus protagonistas los respectivos primeros tableros.

La Apertura Inglesa planteada derivó al final surgido luego del movimiento 33 de las blancas.

Final de Torres y peones, donde una vez más encontramos la lucha de cuatro peones contra tres, estando el peón de más, pasado en la columna “a” y donde la torre del bando fuerte se encuentra por delante del peón.

Este final ha sido muchas veces estudiado por maestros y especialistas pero siempre que surge en la práctica de torneos, nos ofrece vivencias que pasan a enriquecer “la lección” que en su conjunto constituyen.

En el libro “Teoría de finales de Torre” de los Grandes Maestros Smyslow y Lowenfisch, se señala al abordar el estudio de este final, “la regla de Tarrach” que dice; – “La torre tiene que estar por detrás de los peones; detrás de los propios para apoyar su avance, detrás de los enemigos para frenarlos.”

Veamos como las negras aplican tal concepto esencial para la conducción de la defensa del final.

Leon Hoyos,Manuel (2579) – Djukic,Nikola (2523) [A14]
40th Olympiad OpenIstanbulTUR (3.1), 30.08.2012

 

33…Rb4!
Diagrama

 

Precisa jugada defensiva y para mi criterio mejor que  33…Ra3, porque a la vez de atacar los peones “a” y “g” limita al rey blanco que no puede invadir la cuarta fila.

Es preciso señalar que la torre de la defensa puede mantenerse en columnas laterales siempre que esté atacando el peón libre y con el objetivo de pasar al ataque del mismo (por detrás), cuando este avance.

34.Ra6 Kg7 35.a5 Ra4
Diagrama

Alcanzando con esta jugada la posición típica señalada por la teoría como correcta para conducir la defensa.

36.Ra7 Kg6 37.Ra8 Kg7 38.a6
Obteniendo la posición de uno de los dos planes estratégicos posibles a realizar. El peón “a” en la 6ta fila permite que el rey blanco pueda maniobrar hasta apoyarle, disponiendo de la casilla a7 para protegerse de los jaques verticales, con lo cual libera a su torre de la defensa del peón y puede pasar a jugar un activo papel para garantizar su promoción.

El otro plan del bando fuerte es que el peón “a” continúe su avance hasta a7, con lo que obligaría a la torre negra a mantenerse en la columna “a” ¡siempre vigilante! Este plan es bueno si el rey negro permanece sin capacidad de maniobras activas o de expansión dada la posibilidad que ello daría a las blancas de atacarle y avanzar a la coronación, en tanto el rey de las blancas marcharía hacia b7.

Es procedente señalar que este segundo plan donde se avanza el peón libre hasta la 7ma horizontal, es factible cuando el bando débil presenta además una estructura de peones susceptible a ser atacada por el rey lo cual constituiría su segunda debilidad.

38…Ra2
También 38…¢f6 era una buena continuación

39.Kg3 Ra3 40.Kg2 Ra2 41.Kf3 Ra4
Igual posición que la alcanzada en el movimiento 38 pero correspondiendo ahora el turno de jugar a las blancas.

42.Kg3 Ra3 43.Ra7 Kg6 44.Kg2 Ra2 45.Kf1 Ra1+ 46.Ke2 Ra2+ 47.Kd3
¡Luchando por la victoria!

47…Rxf2
Aceptado el reto. Las negras acuden en su plan, a las oportunidades de compensación que alcanzarían con sus peones, luego de ceder la torre por el libre de “a.”

48.Re7 Ra2 49.a7 Kf6 50.Rd7
Era mejor continuar con 50.Rb7 a lo que puede seguir 50…Ra4 51.Kc3 Si 51…Ke5 (Contra 51…Kg6 es bueno y deben conducir a la victoria 52.e4 y también (52.Kb3) ) 52.Rxf7 Kd6 53.Kb3 Ra1 54.Kb4 para apoyar al peón 54…Kc6 55.e4 Rb1+ 56.Kc4 Ra1 57.Rh7 un tiempo para provocar que en su movimiento la torre negra se acerque al rey de las blancas y así pueda resultar amenazada  57…Ra5 58.Re7 Kd6 59.Rb7 Kc6 60.Kb4 gana, porque 60…Ra4+ pierde el final de peones y a (60…Ra2 continúa 61.Re7 Kd6 62.Rg7 Kc6 63.e5 Ra1 64.Re7 Kd5 y ya está alistado el sendero por donde puede avanzar el rey blanco (posición principal), en apoyo al peón 65.Kb5 Kxe5 66.Kc6 importante para impedir el regreso a la defensa del rey negro 66…Kf4 67.Kb7 Rb1+ 68.Kc7 Ra1 69.Kb8 e5 70.a8Q Rxa8+ 71.Kxa8 e4 72.Kb7 e3 73.Kc6; Contra 60…Ra1 sigue 61.Rg7 Rb1+ 62.Kc4 Ra1 63.Kb3 Ra5 64.Kb4 Ra1 65.Re7 Kd6 66.Rb7 alcanzando una situación similar a la (posición principal), analizada donde el rey blanco logra acceder en apoyo del peón) ; o 50.Rc7 como ocurrió en la partida jugadas más adelante.

50…Kg6 51.Re7 Kf6 52.Rc7
Diagrama

Logrando la posición que puede conducir a la victoria.

52…Kg6
Contra 52…Ra4 las blancas siguen 53.Kc3 Ke5 54.Kb3 Ra1 55.Rxf7 Kd6 56.Kb4 Kc6 57.Re7 obteniendo la posición (principal), ganadora ya vista; De haber jugado 52…Ke5 entonces 53.Rxf7 Kd5 54.Kc3 Ra4 55.Kb3 Ra1 56.Kb4 conduce a la realización de similar plan ganador.

53.e4 Kf6 54.Kd4 Ra4+ 55.Kc5 Ke5 56.Rxf7 Kxe4 57.Kb6 Ra1 58.Rf8 e5 59.a8Q+ Rxa8 60.Rxa8 Kf3 61.Kc5
Ganadora y sencilla es la continuación 61.Rf8+ ya que si 61…Kxg4 sigue 62.Kc5 Kh3 63.Kd5 g4 64.Kxe5 Kg3 (64…g3 65.Kf4) 65.Ke4

61…Kxg4 62.Kd5 Kf4 63.¦Ra4+
Diagrama

Gana también [63.Rf8+ ya que después de  63…Ke3 sigue 64.Rg8 e4 65.Ke5 Kf3 (ante 65…Kd3 es suficiente continuar con 66.Rd8+ Ke3 67.Rd4) 66.Rf8+ Ke3 67.Rb8 Kf3 68.Rb3+ e3 69.Kd4 g4 70.Rxe3+ Kf4 (a 70…Kf2 sigue 71.Ke4) 71.Re7 Kf3 (pierde igualmente 71…g3 por  72.Rf7+ Kg4 73.Ke3) 72.Kd3 Kf4 73.Rf7+ Kg3 74.Ke4 Kg2 75.Kf4.

63…Kf5 64.Ra1
Conducía a la victoria  64.Ra7 Kf4 65.Kc4 g4 (No 65…e4 por 66.Kd4) 66.Kd3 g3 67.Rf7+ Kg4 68.Ke3.

64…Kf4 65.Rf1+ Ke3 66.Re1+
Directamente 66.Rg1 era lo mejor porque 66…Kf4 (De mover 66…e4 67.Re1+ Kf3 68.Kd4 g4 69.Re3+ Kf4 70.Rxe4+ Kf3 71.Re3+ Kf2 (71…Kf4 72.Re8 Kf3 (Si 72…g3 basta para ganar 73.Rf8+ Kg4 74.Ke3) 73.Kd3 gana) 72.Ke4) 67.Kc4 g4 68.Kd3 Kf3 69.Kd2 g3 70.Rf1+ Kg2 71.Rf5 y gana.

66…Kf3
La exacta defensa [No solucionaba 66…Kf4 por 67.Re4+ Kf5 (Si 67…Kf3 68.Kxe5 g4 69.Rf4+) 68.Rxe5+ Kf4 69.Kd4 g4 70.Re7 Kf5 (Ni aportaba 70…Kf3 por 71.Kd3) 71.Rg7; Tampoco ofrecía recursos 66…Kf2 por 67.Re4.

67.Kxe5
No conducía a la victoria  67.Rxe5 por 67…g4 68.Rg5 Kf4 69.Rg6 g3 y con el apoyo del rey se consiguen las tablas. El resto del cotejo hasta su conclusión es bien conducido por las negras en sus aspiraciones de igualar la partida

67…g4 68.Rf1+ Ke3 69.Rg1 Kf3 70.Rf1+ Ke3 71.Ra1 g3 72.Ra3+ Kf2 73.Kf4 g2 74.Ra2+
Diagrama

 

74…Kg1
Utilizando la maniobra de ¡autoahogo!

75.Ra8
No logra nada diferente 75.Kg3 con amenaza de jaque mate, por 75…Kh1 76.Rxg2 y tablas.

Kf2 76.Ra2+ Kg1 77.Ra5 Kf2 78.Ra2+
Una gran experiencia nos deja este encuentro, ya que el final nos muestra cuan importante es en el entrenamiento de Ajedrez, incluso al más alto nivel, “reciclar en la práctica,” a manera de mantener las habilidades de la conducción siempre “frescas,” los estudios de esta fase de la partida y tanto por la necesaria familiarización con las sutilezas y transformaciones que ofrece la posición, como por el hecho de jugar la misma habitualmente con poco tiempo para la reflexión y  la exigencia de un cálculo concreto que en oportunidades demanda la exactitud para coronar el esfuerzo con la victoria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *