Entrevista al Químico Flores Soto

Entrevista al Químico Flores Soto
Guillermo Beltrán

 

PLATICA CON EL MAESTRO DE AJEDREZ Y QUIMICO DE PROFESION MARCOS EDUARDO FLORES SOTO,  inmortal del deporte Sonorense.

Por Guillermo Beltrán 

La semblanza de nuestro compañero y gran amigo,  Marcos Eduardo Flores Soto, entronizado en el SALON DE LA FAMA DEL DEPORTISTA SONORENSE en el año 2010, es la siguiente:

1.- Campeón Estatal de ajedrez por tres años 1968 y 1971, siendo también campeón Municipal en Hermosillo, y campeón Universitario en 1956 -1960.

2.- Participo en una docena de Campeonatos Nacionales entre los años 1965 a 1977.

3.- Integrante del Equipo Olímpico Mexicano en Lugano, Suiza 1968 (desempeñándose como tercer tablero aunque inicialmente fue designado como cuarto tablero).

 Al calor de una exquisita taza de café, en un esplendido jardín, y en un ambiente de gran cordialidad le formule  las siguientes preguntas:

 1.- Es una pregunta ineludible maestro, platíquenos de sus inicios en el ajedrez, donde lo empezó a practicar.

 Respuesta:

 Yo lo conocí saliendo de la preparatoria, mis hermanos y yo jugábamos damas chinas, yo era fanático del basquetbol, Mi padre nos quiso ensenar a mis hermanos y a mi, en la preparatoria, el ajedrez se me hizo pasivo, un día quise jugar damas con mis hermanos y me dijeron que solo jugaban ajedrez, me fui a la Universidad conseguí un libro de ajedrez de la Espasa Calpe, porque me dio pena decirle a mi padre que ahora si me enseñara ajedrez, aprendí por mi cuenta sus reglas y movimientos, después conseguí un libro de ajedrez y lo estudie, después mi padre intento nuevamente enseñarme ajedrez y le respondí que ya sabia, jugamos y me gano, solo en esa ocasión logro el la victoria, después yo siempre le gane a raíz de eso empecé a estudiar ajedrez.

 2.- Maestro, como se forjo en fuerza ajedrecística y hacerse un jugador Olímpico.

 Respuesta.

Fue una cuestión de suerte irme a vivir a Huatabampo, la única diversión para mí después de 8 horas de trabajo en el seguro social llegaba de mi trabajo y estudiaba ajedrez, el apoyo de mi esposa, estudiaba por lo general unas 5 horas diarias, y para bien o para mal en ese tiempo no había internet, nosotros teníamos que encontrar las respuestas con el análisis, siempre me llamo la atención de no conformarme con lo que decían los libros, busque nuevos caminos y progrese en el ajedrez, estudie los clásicos del ajedrez, debo de haber leído mas de cien libros de ajedrez antes de la Olimpiada de Lugano 68; por ejemplo en el 1965, fue mi primer torneo nacional,  en 1967 quede invicto empatado con otros jugadores; le gane a jugadores, como el coronel Joaquín Araiza, 26 veces campeón nacional, me enfrente con lo mejor del ajedrez nacional en mi tiempo, pretendiendo una revancha el Coronel Araiza, desde el Distrito Federal se traslado a Huatabampo, me llamaba por teléfono diciendo voy en Guadalajara, voy en Nayarit, hasta que llego a Huatabampo, jugamos 4 partidas en Huatabampo en las instalaciones del Seguro Social en el comedor, el resultado una victoria, una derrota y dos empates; en ese momento me ofreció ser parte del equipo Olímpico, iba como suplente, se estaban inaugurando los Juegos Olímpicos aquí en México, nos trasladamos muy rápido a Suiza y tuvimos tiempo de jugar un match para definir en que tablero iríamos, yo lo gane, me designo como 4 tablero, aunque prácticamente en toda la Olimpiada jugué como tercer tablero del equipo Mexicano.

3.- Existe una interpretación muy interesante referente a que un jugador de ajedrez es un artista, para usted que es un jugador de ajedrez.

Respuesta.

Muchos no consideran que sea deporte, pero lo que no saben es que una partida de ajedrez de un torneo equivale a realizar un desgaste de una pelea de 10 round en el Box; con el ajedrez, pensar en este con imágenes de la posición, se activa el hemisferio derecho del cerebro, estimulando tal hemisferio del cerebro se mejora el rendimiento de las promesas del ajedrez, esta comprobado que la táctica de un jugador esta íntimamente relacionado con tal lado del cerebro, por ende el ajedrez es un bello deporte y para mi una gran pasión.

4.- Maestro, en la Olimpiada de Lugano 1968 usted tuvo casi un 50% de efectividad, por encima de casi todos los miembros del equipo Olímpico Mexicano, con excepción de Willy de Winter, como se preparo para tener tan alto porcentaje de efectividad.

Respuesta.

El haber estudiado a los clásicos y el trabajo constante con muchas horas sobre el tablero.

5.- El primer tablero del equipo Mexicano Morelos Castro Aguilar, campeón nacional de 1968,  tuvo un inexplicable cero puntos de siete partidas, mucho se comento de este tema, existiendo varias versiones al respecto, en la literatura ajedrecística del país sobre tal actuación, a su juicio cual fue la causa de la mala fortuna del primer tablero del equipo mexicano en esta olimpiada.

Respuesta.

Psicológicamente no estaba preparado; teniendo malos resultados en la Olimpiada Morelos Castro Aguilar (llevaba varias derrotas) le pide al Capital del equipo José Joaquín Araiza que lo vuelva alinear, trascurrida la partida con posición muy ventajosa realiza Morelos Castro una sacrificio erróneo; al ser cuestionado por el capitán al concluir la partida, Morelos Castro refiere que quería ganar con brillantina, eso motivo que no jugara nuevamente en la Olimpiada; después de haber sido campeón Nacional el golpe devastador motivo del mal resultado en la Olimpiada hizo que se retirara del ajedrez competitivo.

Químico Marcos Eduardo Flores Soto

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *