EL DISFRUTE DEL FINAL 3ra Parte

EL DISFRUTE DEL FINAL 3ra Parte
MI José Luis Vilela


Por MI José L Vilela de Acuña

Nuestra tercera incursión se produce en una partida disputada en el año 1978, en el norteño poblado de Decin, perteneciente a la entonces República Checoeslovaca.

El G.M soviético Gennadi Timoscenko era uno de los dos Grandes Maestros participantes (el otro era el húngaro Lazlo Barczay), además de tener uno de los coeficientes ELO más altos del torneo.

La partida frente a él fue una importante fuente de inspiración para el logro a la postre del primer lugar compartido en este evento, que dicho sea de paso constituía mi bautismo de fuego en tierras europeas.

La última jugada de las negras fue 54…Qc5

 

La ventaja de las negras en esta posición es clara, y está basada  fundamentalmente en la precaria situación del rey blanco. Además el  peón de e5 es una debilidad permanente que las blancas deben proteger constantemente. No obstante, una cosa es la ventaja antes referida y otra bien diferente poder convertirla en victoria.

55.Re4?
En correspondencia con el principio que reza que los cambios favorecen generalmente al bando defensivo, las blancas buscan la simplificación.  Sin embargo, esta es una excepción de la regla, debido a una fuerte movida concreta a disposición de las negras tras el cambio.

Era necesario para las blancas mantener una política de espera mediante  55.Re2 en este caso no serviría la directa 55…Bxe5 por 56.Nxe5! (No 56.Rxe5? por la decisiva 56…Qf2 y las blancas reciben mate) 56…Qg1 57.Qf3! ganando. Por tanto  las negras tendrían que tratar de reforzar su posición mediante  maniobras a más largo plazo.

55…Rxe4 56.Qxe4 Qf2
Una jugada muy fuerte, que provoca una desagradable paralización de las piezas blancas.

El rey blanco no tiene ahora posibilidad de movimiento, mientras la dama y el caballo tienen la enojosa tarea de  cuidar permanentemente los débiles peones de e5 y c2.

El plan de las negras en caso de que las blancas decidan no hacer nada (por ejemplo, mover la dama de e4 a d3 continuamente), es maniobrar con su alfil vía f8-c5 para incorporarlo a un eventual ataque contra el rey blanco.  Después o bien se gana por ataque o por Zugzwang.

57.Nd4
En caso de 57.Qd3 las variantes que se producen son sumamente instructivas.  57…Bf8  58.Qe4 Kg7 las negras no tienen por qué apurarse, primero defienden su peón de f7. (Dicho sea de paso 58…Bc5 también es posible pues a  59.Qf4 Kg8 60.Qf6 las negras tienen la respuesta 60…Be7 o incluso simplemente (60…Qxc2 61.Qd8+ Bf8) 59.Qd3 Bc5 60.Qe4 Be3!

Diagrama

 

 

 

¡Y las blancas están en Zugzwang!

– El rey no puede mover,

– la dama no puede mover a d3 por dejar el caballo “en prise”, ni mover a lo largo de la diagonal h1–a8 por  permitir Bf4 con mate subsiguiente en g3;

– el caballo sólo puede mover a h2, a lo cual sigue 61–… Bf4 62. Qg2 (única) Qe3+ (o 62…. Qg2+) con una  fácil victoria tras la caída del peón de e5.

Hago notar al lector el hecho de que el defecto principal de la posición de las blancas trasluce en todas las variantes: la precaria situación del rey blanco.

Las blancas deciden tratar de activar su caballo, ya que la defensa pasiva no funciona, tal como hemos podido comprobar.

57…Bf8 58.Ne2
Con la jugada del texto las blancas preparan un pequeño “trap”. Otras continuaciones eran 58.Bc6 Bc5 59.Qg2

a) Si 59.Nd8 Qf1+ 60.Kg3 nada resuelven las blancas con (60.Qg2 por 60…Qf5+ seguido de la captura en e5; si 60.Kh2 Bg1+ 61.Kh1 Bf2+ 62.Kh2 Qg1+ 63.Kh3 Qg3#) 60…Bf2+ 61.Kf3 (no puede 61.Kh2 por 61…Qg1+ 62.Kh3 Qg3#) 61…Bb6+ ganando;

b) Si las blancas hubieran decidido capturar en b4, mediante 59.Nxb4 seguiría 59…Qf1+ 60.Kh2 contra (60.Kg3 Bf2+ 61.Kf3 Be1+ 62.Ke3 Qf2+ 63.Kd3 Qd2+ 64.Kc4 Qxb4+) 60…Bg1+ 61.Kh1 (contra 61.Kg3 decide 61…Qf2+ 62.Kh3 Qh2#) 61…Bf2+ 62.Kh2 Qg1+ 63.Kh3 Qg3#; 59…Qf5+ 60.Kh2 Be3 (60…Bf2 también sería fuerte, por ej: 61.Nxb4 Qf4+ 62.Kh1 Qxh4+ 63.Qh2 Qe4+ 64.Qg2 Qe1+ 65.Kh2 Qxe5+ y las negras deben triunfar) , y ahora tanto después de  61.Qe2 (Si 61.Nxb4 Qxe5+ (No funciona 61…Qf4+ por 62.Qg3) 62.Kh1 Qf4 63.Nd3 (pierde 63.Qh3 por 63…Qe4+ 64.Kh2 Bf4+ 65.Kg1 Qxb4) 63…Qxh4+ 64.Qh2 Qxg5 Las negras tienen posición ganadora) 61…Qe4! con las múltiples amenazas de Bf4+, o Bg1, así como Qh4+ y la directa sobre el Nc6.

58…Kg7!
Es imprescindible defender el peón de f7 antes de activar el alfil pues si [58…Bc5 las blancas disponen del detalle táctico 59.Qf4 tras lo cual consiguen el empate ya que contra 59…Qxe2 (tras el cambio  59…Qxf4 60.Nxf4 no se ve que las  negras puedan ganar]) sigue 60.Qxf7+ y entabla fácilmente.

59.Ng3
Otras movidas del caballo tampoco salvan a las blancas:

Si 59.Nc1 sencillamente pierde el caballo tras  59…Qf1+; Contra 59.Nf4 continúa 59…Bc5 y ahora si: 60.Ng2 (60.Nd3? esta casilla sería ideal para el caballo pero desafortunadamente un peón queda “en el aire” 60…Qxc2 con posición ganadora) 60…Bd4 61.Nf4 (61.Ne1 Qf1+ 62.Kg3 (62.Kh2 conduce a mate tras 62…Bg1+ 63.Kg3 Qf2+ 64.Kh3 Qh2#; mientras 62.Ng2 conduce a la línea 61. Nf4) 62…Bf2+ ganando) 61…Qf1+ 62.Ng2

a) 62.Kh2 Bg1+ 63.Kg3 Qf2+ 64.Kh3 Qh2#;

b) 62.Kg3 Bf2+ 63.Kh2 (Si 63.Kf3 entonces 63…Bxh4+ 64.Ke3 Bxg5 ganando) 63…Qg1+ 64.Kh3 Qg3#; 62…Bf2 amenaza mate con Qh1 63.Qf4 Qh1+ 64.Qh2 Qxh2+ 65.Kxh2 Bd4 y tras la captura del peón en e5, las negras se imponen fácilmente]

59…Bc5 60.Qe2 Qf4
Por supuesto que es necesario conservar las damas en el tablero para  poder explotar la posición del rey blanco. Ahora se crea la doble  amenaza de 61–…Bf2 y 61–…Bd4, contra lo cual no hay defensa.

Dicho sea de paso, tras la movida textual las blancas no pueden continuar  proponiendo el cambio de damas con 61–Qe4 pues entonces las negras sí  cambiarían y tras 62-Ne4 Bd4 ganarían el peón de e5 y con él la  partida.

61.Ne4
El chiste  61.Qxh5 se refuta con  61…Qxg3+!

61…Bd4
Por supuesto que no hay nada erróneo con 61…Qxe5 que también debe ganar. Pero las negras no tienen por qué apurarse y prefieren tomar el  peón con el alfil, con lo cual montarían inmediatamente la temible  batería Qf4-Be5 con amenazas de mate sobre el rey blanco.

62.Nd2 Qf5+
Todos los caminos conducen a Roma.

Las negras deciden tomar el peón de c2 y dejan a las blancas con la preocupación de dos debilidades en e5 y b3.  62…Bxe5 también conducía al mismo resultado.

63.Kg2 Qxc2 64.Kf3 Qf5+ 65.Kg2 Bxe5
Las blancas pueden abandonar tranquilamente pero siguen por inercia algunas jugadas más.

66.Nf3 Qg4+ 67.Kf1 Qh3+ 68.Ke1 Qh1+ 69.Kd2 Bf4+ 70.Kd3 Qc1

Diagrama

 

 

 

Abandonan
0–1

1 comment

PARA EL STAFF DE ESTE SITIO:
DESDE SAN SALVADOR, EL SALVADOR: GRACIAS, MUCHÍSIMAS GRACIAS POR HABERME CONECTADO CON JOSÉ LUIS VILELA.
TUVE LA DICHA NO SÓLO DE COMUNICARME POR ÉSTE MEDIO CON ÉL, SINO QUE PUDE VERLO EN PERSONA DESPUÉS DE 39 AÑOS. BENDICIONES A TODOS Y MUCHOS ÉXITOS EN TODOS LOS ROLES DE SUS VIDAS. MACARENA LUNA.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *