¡CUIDADO!… TIENE ESPINAS

¡CUIDADO!… TIENE ESPINAS

Una posición aleccionadora

Maestro Danilo Buela Valdespino

Por Danilo Buela Valdespino

Esta instructiva posición muestra lo importante que es para el ajedrecista desarrollar “un dispositivo que olfatee el peligro” y que se “dispare” en momentos de tensión extrema.

El diagrama se alcanzó a la altura del movimiento 46 cuando la presión del tiempo añadía “más fuego” a la lucha.

De inmediato se aprecia ventaja material de las blancas y esto le hizo no advertir los elementos que logran enmascarar la reacción latente   del bando débil.

Los peones pasados y adelantados del flanco dama son a su vez para las blancas, factores que impulsan la sensación de ventaja decisiva y actúan como “velo encubridor.” La unión de ambos invitó a “relajar” cuando se creyó que era puro trámite la conclusión del cotejo.

El tratamiento de esta posición exige de una gran concentración para unir a la técnica requerida, la no menos importante capacidad artística y el recurso inspirador que le haga brotar.

Las negras disponen por su parte de un activo caballo, que tiene reducido y limitado a la defensa al de las blancas, mientras que sus peones también avanzados y en formación de tres contra dos, parecen no tener posibilidad de constituirse en amenaza seria, antes de que las blancas concreten el victorioso avance de los suyos.

Profundizando más en el carácter de la posición se observa que el caballo y los peones negros forman una barrera a la que el rey blanco no puede acceder y es aquí, donde se encuentra el equilibrio dinámico de la lucha.

¿Quienes son los adversarios?

El conductor de las piezas blancas es un joven y talentoso Maestro FIDE, poseedor del mayor Elo del Grupo Élite, dela Copa Giraldilla.Ha cumplido cuatro normas de maestro internacional, título que le será otorgado porla FIDEen el venidero Congreso de Estambul en Septiembre–12.

Por las negras defiende la posición un  experimentado MI, cuyo estilo y espíritu le hace actuar de modo placentero en las posiciones de doble filo.

Hevia Carlos (2547) – Otero Diasmany (2432) [A00]

47.Kc5
Más por el entusiasmo que proporciona la imagen de superficie, que por haber penetrado en la profundidad de las complicaciones. ¿Las blancas van al asalto?

Era correcto continuar 47.Kb3 ó; 47.Kb4, jugadas que mantienen al rey en el cuadrado del peón “e.”

47…e3!!
Golpe estremecedor y lleno de luces.

48.fxe3 Nxh2!

Devastador impacto y fundamento del maniobrar de las negras que deciden la lucha a su favor.

49.b6+ Kb8 50.Nxh2 fxe3 51.Nf3 e2 52.a6 Diagrama

 

52…h2 53.Ne5 h1Q
Preciso y suficiente [No 53…e1Q? porque las blancas alargan la lucha luego de 54.Nc6+ Kc8 (Si 54…Ka8 55.b7#) 55.b7+ Kd7 56.b8Q Qc3+ ganando.

54.Nc6+
Si 54.Nd7+ Kc8 55.b7+ Qxb7 gana.

54…Qxc6+!
Y las negras ganan.

El final nos brinda la dificultad de la lucha del caballo contra peones separados por dos columnas y permite apreciar el valor del tiempo.   

 

 

 

1 comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *