ALGO MÁS DEL COLABORADOR ¡Dr. ISIDRÓN!

ALGO MÁS DEL COLABORADOR ¡Dr. ISIDRÓN!
Danilo Buela Valdespino

Por Danilo Buela Valdespino

La representación cubana asistió al Continental de Toluca-11 (por vez primera a estos certámenes), con un nuevo integrante, el ¡Médico de las Selecciones Nacionales de Ajedrez!

Dado que Toluca resultó escenario de intercambio fructífero, favorecido por el Evento Académico de la FIDE que en paralelo al torneo se realizó y donde el Dr. Guillermo Isidrón Marcelo fue Conferencista, muchos conversaron con él y nuestros lectores le conocieron por la entrevista que en esa ocasión gentilmente nos ofreció.

Creo provechoso, ahora que se integra como colaborador a nuestra web, decir “Algo más…” del  amigo y médico para lo cual es un placer ahondar en su trayectoria ajedrecística, la formación profesional y  las tareas que cumple.

Les invito a descubrir por qué su designación: ¡Médico del Ajedrez!, no fue por azar o por estar vacante una plaza que debía ser ocupada por un profesional de la medicina.

A la edad de diez años aprende Isidrón el ajedrez gracias a un amigo que tenía como objetivo ganarle a su tío abuelo, jugador empedernido de la Academia de Santa Clara.

El entusiasmo contagioso los llevó a ambos, solicitar que fueran aceptados como alumnos de la mencionada Academia y en septiembre de 1981, comenzaron a mover mejor las piezas.

Su amigo, al constatar que prepararse para enfrentar a su pariente tomaba más tiempo del pensado, delegó a Isidrón cumplir con la “venganza.”

A fines de ese año, al derrotar al octogenario tío abuelo de su amigo, pudo decirle a este: – “¡Misión cumplida!” Ya el ajedrez, al que dedicaba seis y hasta ocho horas diarias formaba parte de su vida y jamás se desprendería de él.

Juega dos partidas informales con el GM Guillermo García,* que era amigo de su padre,** en una de las tantas visitas que “el Guille” hacía a su casa para entre café y cigarros, charlar.

Dr. Guillermo Isidrón

Isidrón, comentó haber sido “borrado de la faz de la tierra” en aquellas partidas que no recuerda pero lejos de dar la espalda al juego, se empecinó en prepararse para ganarle al maestro.

Llegan las competencias escolares. Va ganando una tras otra la clasificación y diez meses después que se presentara a la Academia de Ajedrez, integra como titular del 2do Tablero, el equipo de su provincia Villa Clara, a los Juegos Escolares Nacionales de Alto Rendimiento (JENAR), celebrados en Guantánamo.

Allí, después de una actuación perfecta, ¡seis de seis! pierde tres partidas consecutivas y logra, en la última ronda, hacer tablas. Quedaba mucho ajedrez por aprender.

Vendrían dos ediciones más de los JENAR, otros torneos…y al tener que matricular la Universidad la disyuntiva quedó planteada ante sí.

¿Estudiaría medicina, su vocación y “viejo sueño” o continuaba perfeccionándose en los trebejos? Abrazó ¡medicina!, sin olvidarse del ¡Ajedrez! Su primer amor.

Seis años de carrera, dos de post-graduado en área rural, cinco de su primera especialidad y tres de la segunda, suman 16, dedicados por completo al estudio de la medicina.

Opta y gana en oposición la plaza de Profesor de Medicina Interna lo cual es el inicio de un enriquecedor período de trabajo docente. Luego es designado Jefe de Clínica del hospital donde laboraba.

Participa en Congresos Médicos, desempeña complejos cargos técnicos y administrativos entre los que destacan la Secretaría del Grupo Provincial de Medicina Interna, la Afiliación a la Sociedad Cubana de la Especialidad, Investigaciones médicas… y siempre alternaba esto procurando un tiempo para abrir el tablero u hojear una revista.

Recordando aquellos años una vez me dijo: – “a veces ponía las piezas ordenadas sobre el tablero y sentía ganas de llorar.”

Un día mientras dirigía un pase de visita docente, discutían un caso curioso que estaba ingresado, cuyo diagnóstico se hacía difícil. De repente, al dirigirse a uno de sus alumnos le dijo:

–      “Es como en el ajedrez, que tienes que comprender la posición para elegir el plan que vas a llevar a cabo, tienes que hacer el diagnóstico de la posición. Aquí, en este paciente tenemos que considerar cuales variantes podemos elegir para llegar al diagnóstico y después ¡jugar!”

Recuerda que el alumno se le quedó mirando… sin entender nada.

Aquel día fue un detonante. Luego de seis años el Dr Isidrón preparó su primera conferencia para ser dictada ante un auditorio ajedrecístico: ”Analogías entre el método clínico y el método de selección de jugadas en el ajedrez”.

Era el año 2008 y su trabajo fue premiado en el Festival AJEDUNI (Ajedrez Universitario), con sede en la capital cubana. Después lo presentó en Sofía, Bulgaria, durante el torneo M-Tel Masters de 2009.

Dr. Guillermo Isidron

Desde entonces su actividad investigativa y docente en el ajedrez no ha cesado. Siempre defendió (no pocas veces contra molinos de viento), que los ajedrecistas debían recibir una atención médica integral, especializada, protocolizada, por un médico que debía “saber y sentir” el ajedrez.

Así las cosas en el 2009, defendió con éxito su proyecto de trabajo médico con el ajedrez ante un tribunal del Instituto de Medicina Deportiva de Cuba.

Recibe múltiples elogios por su trabajo y en consecuencia el Nombramiento Oficial como Médico del Ajedrez y la misión de trabajar con el Alto Rendimiento.

Desde entonces es médico de las Selecciones Nacionales (m y f),  de Cuba.

En el 2010, durante la Olimpiada Mundial celebrada en Khanty Mansiyc, participó en las sesiones del Congreso de la FIDE y fue llamado a formar parte de la Comisión Médica de la Federación.

Con su labor contribuyó a la conquista del cuarto lugar del equipo femenino y sus decisiones son respetadas tanto por los atletas como por los entrenadores.

Su desempeño ha recibido elogios de personalidades y maestros de  la talla de Silvio Danailov, Vassily Ivanchuck, Vesselin Topalov, Zurab Azmaishparashvili, Antoaneta Stefanova, entre otros, así como por Presidentes de diferentes Federaciones Nacionales.

En Cuba ha sido reconocido su trabajo al frente de la Comisión Médica del Ajedrez y ha recibido el apoyo del Ministerio de Salud Pública, el INDER (Instituto Nacional de Deporte y Recreación) y la Federación Cubana de Ajedrez.

Durante las visitas realizadas a La Habana el pasado año 2010, tanto Anatoly Karpov como el Presidente de la FIDE Kirsan Iljumshinov,  se mostraron interesados en las ideas desarrolladas por Dr. Isidrón, en la atención médica al ajedrecista.

Ah! Casi se me olvida. Nunca pudo ganarle al GM Guillermo García y de hecho, no jugaron más que aquellas dos partidas de sus inicios pero la admiración que por este sintió lo llevó a entrenar bien duro.

Hoy, Guillermo Isidrón casi no juega partidas oficiales… pero cuidado, nuestro querido Doctor bien puede curarle una enfermedad, y minutos más tarde ¡Matarle… ante el tablero!

Notas.
*GM Guillermo García González. En Octubre de 1990, falleció en un accidente de tránsito.
**Aldo Isidrón. Posee los Premios Nacionales de Periodismo y Locución por la Obra de la Vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *