¿DEUDA?, NO. ¡FORTUNA!

¿DEUDA?, NO. ¡FORTUNA!
Maestro Danilo Buela Valdespino


Por Danilo Buela Valdespino

El Maestro Mauro Arturo Rivera León, es un joven bien conocido en el ajedrez sonorense.

Abogado de profesión debe en lo esencial su ascenso ajedrecístico, a la entrega que caracterizó su entrenamiento entre el CUM y la UNISON, lo cual inició después de ser un destacado atleta en Kárate.

Gracias a su empeño alcanzó en Sonora-08, la cima del Campeonato Sub-20 de Ajedrez y poco después también se adueñó del Campeonato Estatal de mayores.

A partir de entonces en varios certámenes de carácter estatal, Mauro ha repetido la conquista del máximo lauro y ello le ha hecho ser reconocido por derecho propio como el ajedrecista de la nueva generación que de manera estable ha llegado a la cima.

Genera por la decisión de siempre  expresar las opiniones que merece el tema del cual se trate, ya que no admite la falsa modestia, situaciones de interés y debate.

Mauro Rivera

Es también Mauro un buen humorista. Gusta de simular voces y acompañarlas de la mímica precisa que representa al personaje que le inspira.

Incluso, puede con éxito llevar a representar en diversos idiomas, situaciones gratas para los que le atienden.

Habitualmente sus comentarios son rápidos y pintorescos, llenos de colores en la narración y, los que logran seguir la secuencia de los sucesos descritos por él, tienen que mostrar una habilidad particular para saber cuando un hecho lo realiza un “bato” o cuando es efectuada la acción por el “wey” o respondida por un “morro”.

El Ajedrez ha sido para él trabajo responsable, entusiasta y placentero. Como cree en sí, siempre le imprime a la partida sentido optimista y lucha con alto espíritu.

Recuerdo con agrado que cuando con vista a la Olimpiada Nacional-08, establecí a solicitud del Lic. Lamberto Guerrero Guerrero (Poli), Presidente de la AASAC, junto al Maestro José Humberto Peñúñuri (Beto), un horario de preparación superior para Josué Dávila, sumamos en una etapa del mismo a Mauro.

Consciente de la oportunidad que se le brindaba, organizó él sus deberes universitarios para alternarlos sin faltar al Ajedrez y garantizar el exigente cumplimiento de las tareas en ambas esferas.

Pasaron algunos meses… yo había regresado a La Habana al interrumpir CODESON mi contrato, cuando a fines de 2009 recibo desde Galicia, un mensaje de Mauro.

Resulta que allí conoció al amigo y entrenador de Ajedrez  Xosé Veiga, de la Universidad de Santiago de Compostela, equipo en el cual Mauro alineaba para el Campeonato universitario español y me contaba acerca de sus nuevas vivencias deportivas.

Ha vuelto Mauro al viejo continente. Le deseo éxitos. Él como buen caminante “¡Hace camino al andar!”

Tengo la convicción de que siempre estará presente en su quehacer el Ajedrez y ello lo mantendrá muy vinculado a Sonora.

Hace unos meses, en el Torneo Continental de Toluca-11, me mostró su ¡Partida Inmortal!

Es una fortuna presentarla con los análisis del Maestro Mauro A Rivera, a los que añadí algunas pinceladas.

Blancas: Mauro Rivera
Negras: Rubén Beltran 

`

Personalmente disfruto mucho de esta partida por varias razones. En primer lugar fue jugada en el Campeonato Nacional  Universitario de España y además creo que tiene una alta calidad en las combinaciones y el estilo agresivo que tanto intentó inculcarme mi entrenador español el maestro Xosé Veiga Goy.

Cuando terminó la partida, en tono de broma, mi propio entrenador me dijo que:

– “independientemente del resultado, o sea, de que hubiera ganado o perdido, pertenecía oficialmente al club de Santiago.”

1. e4 e6
2. d4 d5
3. Nc3 Nf6
4.Bg5 Bb4

Aquí mi oponente plantea la aguda variante McCutheon. Previamente no había tenido oportunidad de enfrentarme a ella en una partida de torneo.

5. e5

Un avance que anuncia atractiva y aguda lucha
-Las primeras partidas con esta variante datan del siglo XIX y en ellas las blancas  continuaron  5. Bd3 dxe4 6. Bxe4 (DBV)

5… h6
6. Bd2

La continuación más utilizada por las blancas (DBV)
Con alguna frecuencia se ha enfrentado la opción preferida por las negras con 6. Be3 siendo un estupendo ejemplo la partida Kasparov,G (2851)-Kortschnoj,V (2659) de Kopavogur 2000/EXT 2001, que continuó} Ne4 7. Qg4 Kf8 8. a3 Bxc3+ 9. bxc3 c5 10. Bd3 h5 11. Qf4 Qa5 12. Ne2 Nxc3 13. O-O Nxe2+ 14. Bxe2 Nc6 15. c4 cxd4 16. Bxd4 Nxd4 17. Qxd4 Bd7 18. cxd5 exd5 19. Bf3 Bc6

y se acordaron las tablas (DBV)

A nada conduce 6. exf6 hxg5 7. fxg7 Rg8 8.h4 Las negras han seguido tanto con gxh4 (8… Nc6) (8… Qf6) (8… c5 como 8… Rxg7 (DBV)

6… Bxc3
7. bxc3 Ne4
8. Qg4 g6

Korchnoi gustaba de jugar 7.-Rf8, ejemplo de ello son las tres siguientes partidas: 8… Kf8 9.

Bd3 Nxd2 10. Kxd2 c5 11. h4 c4 11… Nc6 12. Nf3 c4 13. Be2 b5 14. a3 Bd7 15.Qf4 15. h5 a5 16. Rhb1 Rb8 17. Qf4 Ke7 18. g4 Qf8 19. Qe3 Kd8 20. Ne1 Kc7 21.f4 b4 22. axb4 axb4 23. cxb4 Rxb4 24. Nf3 g6 25. Qc3 Rxb1 26. Rxb1 gxh5 27.gxh5 Qe7 28. Qa1 Rb8 29. Rxb8 Kxb8 30. c3 f5 31. exf6 Qxf6 32. Qb1+ Kc7 33. Ke3 Ne7 34. Qh7 Nf5+ 0-1 (48) Christiansen,L (2596)-Kortschnoj,V (2659)/Reykjavik2000/CBM 075 ext (48) 15… Ke7 16. h5 Be8 17. Nh4 a5 18. Qg3 Rg8 19. Qe3 Bd7 20. f4 b4 21. Rhb1 bxc3+ 22. Qxc3 Qc7 23. g4 Rgb8 24. f5 Qa7 25. f6+ gxf6 26. exf6+ Kxf6 27. Rf1+ Ke7 28. Rf4 a4 29. Bxc4 dxc4 30. d5 Qa5 31. dxc6 Bxc6 32. Qxa5 Rxa5 33. Re1 Bd5 {1/2-1/2 (48) Polgar,J (2658)-Kortschnoj,V (2659)/Wijkaan Zee 2000/CBM 075/(48)}) 12. Be2 Nc6 13. Rh3 Rg8 14. Qf4 Bd7 15. Bh5 Be8 16.Ne2 f5 17. g4 Ne7 18. Rg1 Bxh5 19. gxh5 Qe8 20. Qf3 Rc8 21. Nf4 Rc6 22. Rhg3 Ra6 23. Qg2 Qf7 24. Qf1 Qe8 25. R1g2 Kf7 26. Rg1 Rxa2 27. Qg2 Qf8 28. Rb1 Qc8 29. Rg1 {1/2-1/2 (29) Anand,V (2781)-Kortschnoj,V (2673)/Dos Hermanas 1999/CBM071

9. Bd3 Nxd2
10. Kxd2 c5
11. h4 c4
12. Be2 Bd7
13. h5 g5

Todas estas jugadas hasta g4 de las negras fueron hechas a gran velocidad dado que ambos jugadores aún nos encontrábamos en “la teoría”.

Mauro Rivera

 

14. f4 f5
15. exf6 e5
16. f7+ Kxf7

Aquí también es posible no jugar 15.-f7 y permitir la captura de dama. Sin embargo, pienso yo que obligar a jugar Rxf7 o Rf8 priva al negro de ciertas posibilidades defensivas.

17. Qf3 e4
18. Qe3 g4

Debo confesar que aquí olvidé la teoría y rápidamente jugué De3 bajo la convicción de que era la jugada correcta. Afortunadamente la partida se traspone a la línea principal y la posición de la dama termina siendo indistinta, sin embargo, 18.-Dg3! Conserva la dama en una posición mucho más activa y toca casillas críticas como e5 y en un futuro lejano la penetración en c7.  Después de 17.-g4 había acabado mi preparación y me sumergí en una meditación complicada. La idea evidentemente era cerrar el flanco de rey con 18.-..Af5 después de lo cual sería bastante complicado atacar. Además, la maniobra Af2, Ce2-g3 tampoco parecía bastante prometedora, afortunadamente encontré una activa réplica.

19.f5 Bxf5

{El sacrificio del peón que parece tan sencillo y evidente es inútil si no se calculan los subsecuentes sacrificios también. Toda la combinación que sigue debe ser forzada porque ahora, con la ventaja material, el negro siempre amenaza Dg5 cambiando damas. Además, tomar en g4 parece obligatorio, no existe una forma de defender el peón sin perder material ulteriormente.}

20.Rf1 Ke6

Quitar al rey de la clavada es única, todo lo demás permite simplemente Axg4 utilizando la clavada.

21. Rxf5 Kxf5

El sacrificio abre de cuajo la posición y expone al pobre rey blanco que ahora se ha quedado sin piezas defensoras.

22. Bxg4+

La combinación es completamente inefectiva sin este sacrificio.

22… Kf6

La decisión de no tomar el alfil es completamente correcta. Si 21.-Rxg4 Dh3 22.-Rg5 De6!! Y esta tranquila jugada decide la partida puesto que sobre el rey negro se ciñen diversos ataques de mate como 23.-Ch3 y 23.-Dg6.

23. Nh3 Nc6

Ahora el blanco sólo tiene una calidad de menos y puede tranquilamente traer las reservas para rematar la partida.

24.Rf1+ Ke7
25. Nf4 Kd6

Con 23.-Cf4 se demuestra lo efectivo del ataque blanco y las dificultades del negro para encontrar un juego en esta posición. Se amenaza recuperar la calidad y se impide un oportuno Tf8. En esta posición la calidad de menos no se nota para nada. Sin embargo, 24.-Rd6 es un error que permite un bonito remate. Sin embargo, si 24.-Re8 25.-Cg6 seguido de Ae6 dan ventaja decisiva al blanco.

26. Ne6 Qe7
27. Qg3+

En efecto, el negro no puede evitar la pérdida masiva de material o el mate. Si 26.- Ce5 27.-Dxe5 Rc6 28.-Tf6 decide fácilmente. En cambio, si 26.- Rd7 el blanco remata con 27.-Dc7 Re8 28.-Cg7 Dxg7 29.-Dxg7 y el negro no puede evitar perder también la torre de h8 y el mate en pocas jugadas.

 1-0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *